Sin maleta

Despierta, los trenes no esperan. Báñate de noche en algún mar. Haz birras con gente interesante. Ten conversaciones interesantes, que quizás necesitarás recuperar dentro de unos años. En algún hostal, en alguna noche de melancolía, en alguna persona. Aprende a defender tus ideas, a sacar las armas por ellas. No quieras tener razón siempre; no siempre laSigue leyendo “Sin maleta”