Carnaval

Creo que nunca te has parado a pensar cuánto dura mi olor en tu ropa. Cuántos ecos hace mi risa ni los libros que leo. Me hablas de viajes y de conocer mundo. Sin embargo no conoces mi país favorito, ni las tierras que he pisado.

No sabes a quién echo de menos. No sabes a quién no puedo olvidar, ni porqué no lo hago. No sabes en cuántos trozos me han partido el alma, ni el tiempo que tardé en reordenarla entera. No sabes en cuantas camas he querido dormir. Ni en cuántas no he querido despertarme. Ni si a veces són las mismas.

mujer-con-pajaros-en-el-cabello

No sabes de mis amigos, no sabes por qué los escogí. No sabes quién no apaga nunca el móvil de noche por si alguna vez le necesito. Nunca te has colado en mis rendijas y has averiguado qué recuerdos me atormentan. No sabes con qué sueño, ni cuańto pesan mis miedos. Ni si le ganan en densidad a la alegría. No te importa mi balanza. Desconoces mis manías, mis costumbres. No sabes nada de mis errores ni cuáles los cometería mil veces más, porqué el precio que pagué acabó siendo un descuento.

Huyes de la verdad que hay en mis manos cuando te toco y prefieres hipotecar toda tu piel. Para creer que esa no es tu piel, ni esos tus sentidos. Disfrazas las palabras para no sentir que són reales. Vives en un carnaval permanente, mientras yo intento descifrar si hay algo de verdad en tus disfraces.

Tú eres el rey de la trampa pero yo diosa de la incoherencia por encontrar cien cosas que no haces bien y aún así, quebrarlas todas cuando me miras. Y qué pequeña que me hago cuando eso pasa, y cómo se queja el orgullo ahí dentro. Pero ahí estoy yo, que he acabado entrando en este carnaval, y he cojido el peor disfraz.

Me he hecho experta en mentirme a mi misma y en dar bálsamos al amor propio. En hacerme la sorda cuando lo escucho. En hacerme la ciega, con pájaros al vuelo. En perder todas las batallas, y aún así esperar que me leas. Que me pintes, que me fotografies, que me escribas y desvirtues todas las poesías habidas y por haber.

Sabes? En realidad lo único que sabes, es que te di todo el tiempo necesario para descifrar todo lo que mi piel cubre, como una manta. Y sin embargo, lo esquivaste.

Ni siquiera jamás te has preguntado, porqué a pesar de que cada noche, después de besar sólo mis suspiros, dormirte de espaldas, vestirte rápido y que no te importe hacer ruido al cerrar la puerta, porqué yo sigo sin poder aniquilar todas mis excusas, que te la vuelven a abrir siempre, otra vez.

2 comentarios en “Carnaval

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s