Enero en la playa

platja

Lo cierto es que no sé si prefiero tu silencio o mi ruido, 

pero antes deseaba con fuerza que volvieras para irte del todo. 

Hoy sé que nunca podrías irte,

porqué nunca

te quedaste del todo. 

Y hoy

eso

ha dejado de importarme. 

Estoy invirtiendo todo lo que no me diste

en mí.

Y eso,

en realidad,

es lo que me convierte

en 

libre.

Libre e indomable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s