Ruido

mar

Hoy he venido a decirte

que no te preocupes

que no hace falta que finjas más

que yo también lo he notado:

esto se ha acabado.

 

Lo he notado

en tus abrazos perezosos

que ya no me sujetan igual

y es que ahora

me quedan todos grandes

 

Lo he notado

en tus manos resacosas

cuando me acarician

después de tocar a otras

la noche anterior

 

Lo he notado en la distancia

que has construido

entre tu casa y mi vuelta

 

En realidad

lo he notado en todas partes

está infestando las paredes

convertiendo nuestros gemidos

de sexo insólito

en un diálogo barato

de película de domingo por la tarde

 

Está en tu manera de mirarme

aburrida y conformista

desde un lugar

en el que ya no me admiras

y sólo aciertas ver mis desperfectos

 

Y es que ya no te impresionan mis ideales

ni mis ojeras por no dormir

persiguiendo sueños

como publicar un poemario

o conseguir la vacuna

contra la miseria universal

 

Ahora en mí sólo ves ruido

 

Y cuando me acerco a ti

intentando salvar lo insalvable

malhiriendo mi orgullo

tus ojos

me están diciendo

que no lo intente

que ya no queda ni un protón de lo que fuimos

en ningún rincón de la estratosfera

 

Ahora en mí sólo ves ruido

y ya no eres capaz de ver

este silencio

que tengo clavado en mi garganta

cuando te marchas

y que en realidad

te está gritando

que aunque ya lo haya notado,

perderte,

 

duele igual.

3 comentarios en “Ruido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s